Las espiguillas son un grave peligro para mi perro.

Claveles, una palabra que se oye con mucha frecuencia en primavera y verano. La espiguilla es una hierba seca que se encuentra principalmente en campos, jardines, parques, pero también en céspedes. Al secarse, la espiga se desprende del tallo y se adhiere al pelo de los animales, pero no sólo…

Aparte del aspecto estético, el peligro de la espiguilla es real ya que puede penetrar bajo la epidermis del perro así como en sus orificios causando daños importantes.

¿Qué es una espiguilla? ¿Cuáles son los riesgos para el perro? ¿Qué hacer si el perro ha estado expuesto a las espiguillas? Respondemos a sus preguntas.

¿Qué es una espiguilla?

No confundir con la espiga de trigo, que no es la misma planta. Una espiguilla es una pequeña espiga seca que se desprende de su tallo al secarse.

pincho para perro

El pincho consiste en una punta especialmente dura capaz de perforar la epidermis, así como músculos y órganos. El otro extremo está formado por bárbulas, o pequeños ganchos, que le obligan a avanzar cada vez más aferrándose a su entorno (pelo, ropa, piel, etc.).

Esta espiga puede incrustarse bajo la piel del perro o en sus orificios. Una vez adherida a algo, la presencia de las bárbulas impide que la planta se desprenda. Una espiguilla que penetre en la piel de un animal puede tener graves consecuencias para su salud (absceso, fístula, pleuresía, etc.).

¿Cuáles son los riesgos para mi perro?

Una espiguilla en un perro puede causar lesiones graves si no se retira rápidamente.

También hay que tener en cuenta que algunas razas de perro parecen ser más vulnerables que otras, sobre todo las de pelo largo u orejas caídas.

Lea también  ¿Por qué mi perro muda tanto?

Las espiguillas pueden agarrarse y meterse en las siguientes zonas:

  • Almohadillas: A menudo se meten entre las almohadillas o los dedos y pueden crear abscesos. Si el perro se lame continuamente, conviene comprobar si tiene alguna espiguilla clavada en el pelo. También se puede recortar el pelo entre las almohadillas para reducir la posibilidad de que las espiguillas se atasquen.

tratar las espiguillas en los perros

  • Bajo la piel: Con su punta dura, la espiguilla puede perforar la piel en cualquier punto y provocar fístulas o abscesos.
  • Orejas: Las espiguillas pueden adherirse al pelo y deslizarse por el interior de las orejas y alcanzar el conducto auditivo. Una espiguilla en los oídos puede provocar otitis e incluso la perforación del tímpano.
  • Ojos: En los ojos, a menudo se ve afectado el tercer párpado, lo que provoca conjuntivitis y, en algunos casos, incluso la perforación del ojo. Un perro afectado por una espiguilla mantiene el ojo cerrado y se rasca continuamente para intentar eliminar el cuerpo extraño.
  • El hocico: La espiga puede entrar en la cavidad nasal y causar graves daños al cerebro si asciende por los senos paranasales o a los pulmones si se desliza hasta los bronquios.
  • Boca: La espiguilla se adhiere a la mucosa bucal y provoca abscesos en las mejillas, amígdalas, encías, etc.
  • Genitales: La espiguilla puede penetrar en el aparato genital (a través de la vulva en las hembras, de la vaina en los machos) y provocar infecciones.

Si se encuentra una espiguilla, es imprescindible acudir al veterinario. La espiguilla debe extraerse rápidamente para evitar complicaciones y secuelas.

Una espiguilla que aún está presente en el pelo del perro, es decir, una espiguilla que aún no ha perforado y penetrado en la piel, es más fácil de eliminar. Sin embargo, es importante evitar quitar la espiguilla uno mismo, ya que podría causar más lesiones al perro. El veterinario lo retirará. Podrá comprobar que la salud del perro no corre peligro (ninguna infección u otro).

peligro perro espigado

Una fibroscopia permite localizar y extraer una espiga que se ha implantado en el cuerpo del animal. Dependiendo de su progresión, la extracción de la espiguilla es más o menos fácil. Dependiendo de su localización, pueden ser necesarias varias intervenciones quirúrgicas bajo anestesia general.

Si el pico se localiza a nivel de las almohadillas, se puede realizar una ecografía para localizar el pico con mayor precisión.

Una vez extraída la espiguilla, se pueden realizar radiografías para descartar complicaciones torácicas o abdominales.

La espiguilla es un verdadero peligro para la salud del perro. Por lo tanto, es necesario estar especialmente atento (cepillado regular, control del pelo, eliminación de la hierba del jardín, etc.). El peligro de las espiguillas también es cierto para los gatos.

Sobre el autor

Dogteam

Dogteam es un grupo de escritores que trabajan juntos para ofrecer contenidos relevantes e interesantes sobre el mundo de los perros. Ya sea sobre las distintas razas de perros, accesorios para perros, juguetes para perros o comida para perros, el objetivo es compartir en torno a nuestro animal favorito.